Escríbeme un Whatsapp

Los morteros monocapas son productos que se utilizan para realizar revestimientos para exterior en cualquier tipo de fábrica, pueden ser de hormigón o cerámica.

Están compuestos por un conglomerante hidráulico, áridos de granulometría seleccionada y aditivos específicos. Este revestimiento continuo puede aplicarse a mano o proyectados con máquina.

En estado fresco, poseen una serie de propiedades que les hacen más fáciles de aplicar que los morteros tradicionales. En particular, destacan: homogeneidad en la mezcla, escasa tendencia a la segregación, alta adherencia, mayor resistencia al descuelgue, mayor rendimiento, amplio tiempo de trabajabilidad y buena capacidad de retención de agua.